Loader
 

Bienvenida

Bienvenida

Hola querido lector, te doy la bienvenida y agradezco de antemano, que me des parte de tu tiempo, porque quien te da su tiempo, te regala su vida.

SIEMPRE ELIGE LA VIDA:

Quiero contarte, que me hace decidirme a escribir, pues hace muchos años, tuve un problema de salud en la piel,  donde verdaderamente conecte con el deseo de morir, si, morir, como lo estás leyendo. Pero gracias a la determinación de mi esposo, terminamos en un hospital en Estados Unidos, donde conocí, a quien llamo “Mi ángel de la guarda”.

Por eso te puedo decir en carne propia:

SIEMPRE ELIGE LA VIDA:

¿Quién fue mi ángel de la guarda?

Cuando llegamos al hospital, directo a urgencias, yo totalmente pelada, sin piel. Se acercó  un hombre que nos llevó paso a paso, por un proceso a la salud, de manera milagrosa.

Te cuento antes esto para que me entiendas. Yo comencé con problemas en la piel de enrojecimiento, y por diversos malos tratamientos, el problema se fue agravando, 3 años después me encontraba totalmente en carne viva, tirada en una cama, sin poderme vestir, bañar, cargar ni tocar a mis hijos, quienes estaban pequeños en ese momento. Me sentía «Morir» lentamente a cada instante, hasta que le dije literalmente a mi esposo “Me quiero morir” y en ese preciso momento comenzó un VIAJE HACIA MI VIDA.

Por eso es que en carne propia, desde vivir en carne viva, te puedo decir:

ELIGE SIEMPRE LA VIDA.

Ese hombre, desconocido, al cual no preste ni la mínima atención (mi ángel ), se estaba presentando. De pronto, el llamo a mi esposo y le dijo, saca a tu esposa de urgencias, porque aquí no le harán nada, ni la van a curar, ven conmigo que yo los llevo con la mujer indicada. Mi marido va por mí al cubículo de urgencias y me dice, YA TENEMOS A QUIEN TE VA A CURAR, yo sin cuestionar nada, me visto, salgo, y me presenta a dicho personaje, que sin saber, TRANSFORMARIA MI VIDA DE POR VIDA.

Este “hombre” nos saca cita con una doctora, por teléfono, nos dice donde debemos de ir, como, cuando y con quien, y nos da una tarjeta de crédito interna del hospital, con la cual podíamos tener acceso a todo tipo de medicinas y pago de doctores que necesitáramos durante la estancia en el hospital. Fue ahí donde empezó EL VERDADERO CAMINO HACIA MI VIVIR CONSCIENTE.

Cuando llegamos con la doctora que nos recomendó, la doctora me dice:

Te tengo dos noticias, una buena y otra mala, ¿Cuál quieres primero?, a lo que respondí, pues la buena, la buena  es que te vas a curar, a lo que respondo, entonces ¿Cuál es la mala?, con una mirada penetrante y fija en la mía, la doctora me responde, para ti es mala noticia NO TE VAS A MORIR, porque siento que es tal tu desesperación que si te dijera que te vas a morir, sería una buena noticia.

Por primera vez, de forma consciente ELEGÍ MI VIDA.

Ahora te pregunto a ti:

¿Tú has elegido de manera consciente TU VIDA?……………………………………..

En el siguiente artículo,  te seguiré contando mi experiencia con el fin de hacerte reflexionar.

No Comments

Post A Comment