Loader
 

07/junio/2019

07/junio/2019

Caminado, escucho mi Corazón acompasado, ruidoso, y a la vez silencioso o con un débil latido, tú lo quieres oír entero, y en el estado en que se encuentra, intento escuchar mi interior a la vez que siento que poco a poco, lo va invadiendo una melodía que es solo nuestra, a través de mi respiración intento acompañarme de esa melodía que es siempre nuestra, trato de acompañar mis latidos, para dejarte acompasar, para Dejarte acompañarme y dejarte SER, latiendo en MI. 

Hoy me doy cuenta, nadie Me pregunto, si estaba lista, si era capaz o estaba preparada para enfrentar esta “misión” porque para Ti todo ERA Y ES UNA CUESTION DE AMOR, porque para ti el Todo definitivo solo se da si es fruto del amor y entonces de pronto, me asusto y me desarmo, porque no sé si sea capaz de como amaste tu, de forma personal , íntima, libre, pero que a la vez, me pide amor sin reservas.

Y yo te respondo amándote, con mi pobreza, con mis limitaciones con mis desatinos y desalientos, sólo de ahí, de ese si pequeñito, tú eres capaz de llevarme a sitios donde no quiero ir, me haces extender las manos y me llevas a lugares de total entrega y compromiso.


Vuelvo a regresar al Viernes pasado y repasó todas las emisiones que con tu testimonio me Dejaste, tu presencia amorosa. Tan es así que estoy caminando y en el lugar que ocupaba un corazón con tu nombre tatuado en un árbol encuentro la palabra SHALOM

Gracias Rolando por tanto amor recibido, porque no miraste mis capacidades ni méritos y te compadeces hoy de este corazón que revienta de amor por ti.

 
Me despido, pidiéndote valentía en la entrega, coraje para dejarme ceñir por ti, para que me sigas mandando esos mensajes donde haces falta tu, tu palabra, tu presencia, tu trabajo, tu mirada. 

SHALOM TE DESEO, y me deseo.

 

Covadonga Villar 

2 Comments
  • Papus Carral
    Posted at 19:11h, 07 junio Responder

    Mi Cova creo que nunca se está listo para perder a un ser tan amado y que nos lleno de amor, poco a poco vamos aprendiendo a caminar sin su presencia física y a escuchar y sentir en nuestro corazón a esa persona. Besos amiga el dolor no se va, solo se mitiga, pero aprendemos a ver en cosa simples y sencillas las maravillas de ese amor que sigue con nosotros y nos nutre. Un abrazo enorme

    • Covadonga Villar
      Posted at 12:03h, 03 julio Responder

      Mi querida Paty, así es, aprendiendo a vivir con este “dolor” que está envuelto de amor, y bendecido por personas como tu, que nos tienen cerquita de su corazón

Post A Comment