Loader
 

¿Sabes dónde estabas hace 4 años?

¿Sabes dónde estabas hace 4 años?

Recuerdas acaso dónde te encontrabas hace 4 años, qué planes tenías, hacía donde te dirigías, tenías planeada una meta, un sueño, te acercaste a ese sueño, o sigues creyendo que llegará solo.

Ahora los medios estos de comunicación y de vinculación con los lejanos, como el Facebook nos recuerdan que andábamos haciendo hace tiempo, porque nuestra memoria no alcanza a guardar la información irrelevante, pero qué sucede cuando es tan relevante, como que por ejemplo hace 4 años se casó tu hija, es algo que no olvidarías, pero de pronto te topas con la foto que te regala de regreso el Facebook, caramba, cuatro años, cuánta gente se fue, cuanta gente pasó, cuanta gente miré, cuanta más olvide, por cuantas sonrisas pasé, o deje pasar, cuantos abrazos di, y cuantos otros omití dar.

Hoy que es el aniversario número 4 de mi princesa de luz, mi hija que se casó hace 4 años, jamás imaginamos que su papá, el amor de mi vida, ya no pudiera abrazarlo más, ya no pudiera besarlo más, ya no pudiera tocarlo, hablarle más cara a cara. 

Ahora cuatro años después me encuentro en otra ciudad, en otro país, en otro medio de transporte que jamás utilizaba, estoy arriba de un camión, de camino a las afueras hacer algunos pendientes que me “reconfortan” tratando de llenar un vacío que no se llena con nada material, se llena con otra comunicación que no se da en Instagram, en face, y tampoco se puede ya hacer de forma física, ahora mi comunicación es espiritual, le sigo platicando, hablando, pidiendo y compartiendo y sigue tan presente y a la vez ausente.

Así la vida…

Cada día me convenzo más que:

solo morimos una vez, y vivimos a diario.

👣

No esperemos cuatro años para estar donde queremos, con quien queremos, porque quizá ya no podremos, estaremos en otro lugar, con otros planes, otras metas, otros sueños, pero cargados de nuestra historia, de todo lo que amamos, lo que somos, lo que fuimos lo que hicimos, y la huella , que dejamos tatuada en el alma del otro y el alma del otro tatuada en nosotros.

Por eso hoy cuatro años después festejó la vida, el amor, la unión, la pérdida, el dolor, la tristeza, la alegría y las omisiones de las que aprendí a tratar de no volver a omitir.

Te invito a vivir al 2×1 yo así vivo, por mí, y por el gran amor de mi vida que vive en mi, sigo en mi Ruta de vida, sorprendiéndome de lo que la vida me regala HOY, lo tomaré y elegiré que hacer con todo lo que me regala HOY.

Para que en cuanto recuerde hoy dentro de cuatro años, no haya culpas, no más miedos, no más frustraciones, hoy viviré de tal forma que cuando me abrace la muerte quizá antes de cuatro años, o meses o lustros o décadas, haya vivido a tope.

Porque solo hay una vida, y en esta vida por por todo!!!!!!

Subamos al camión de la vida y elige la parada que quieres, que no se te pase, y goza la planeación y el trayecto.

Te deseo hoy un buen viaje. 

Covadonga Villar Arguero 

No Comments

Post A Comment